lunes, 15 de agosto de 2011

¿El dinero mueve montañas?

Saludos nuevamente, durante esta semana hubo transferencias a lo largo de todo el planeta ya que las mejores ligas del mundo están comenzando, y por lo tanto, hay equipos que necesitan o simplemente se dan el lujo de adquirir nuevos jugadores.

Indiscutiblemente, la globalización ha creado un mundo donde cualquier equipo con capital es capaz de armarse con jugadores de talento envidiable; y los equipos con menos dinero, deben conformarse con lo que puedan acomodar en la nómina.

¿Y del otro lado? Bueno, precisamente quiero hablarles del lado de los jugadores.

El ser humano siempre está en la búsqueda por obtener más dinero, y a pesar de que, en cualquier deporte, el salario que recibe un profesional es muy alto, siempre buscan acomodarse en el donde reciban más paga; muchas veces a costa de los principios que un día defendieron. A esto último me refiero con aquellos que cometen el imperdonable acto de fichar con el odiado rival del club con el que militaron. Tomo un ejemplo muy claro: Ronaldo.

Todo mundo recuerda a Ronaldo, el brasileño que lo ganó prácticamente todo y era infalible a la hora de marcar gol; pues Ronaldo fue jugador del Inter, AC Milán, Barcelona y Real Madrid. Nadie dice que esto lo convierta en una mala persona, todos los aficionados recuerdan los buenos momentos que vivió en su equipo, pero puedo asegurar que ninguno estuvo contento cuando “R9” fichó con el odiado rival.

Historias como esta hay muchas, se me viene a la ment

e Shaun Ellis, quien después de 11 temporadas con los Jets de Nueva York, firmó con los Patriots de Nueva Inglaterra. ¿Dónde quedo el odio y rivalidad que proclamaba en las conferencias de prensa?

Zlatan Ibrahimović, el sueco ha pasado ya por los tres equipos más grandes de Italia (Juventus, Inter y Milán). “Ibra”, consiguió casi todo con el Inter y expresó quererse ir de Italia por estar ya aburrido; fue vendido a Barcelona, pero al no encajar volvió a Italia, ahora con el acérrimo rival del Inter, el Milán.

Podría hacerles largo el cuento, pero el caso no es ese. Quiero llegar a la reflexión

de que la integridad que en el pasado había por defender la camiseta del equipo que acobijo al jugador, se ha perdido; y se perdió por unos cuantos millones de dólares.

Si ustedes llegaran a ser profesionales, ¿Se irían del equipo que les dio la oportunidad por primera vez para ganar el doble con el odiado rival? Pueden dejar su opinión abajo o mandarla a mi cuenta de Twitter que es @davidsa94.

¡Saludos!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...