jueves, 8 de noviembre de 2012

El mejor planteamiento del Madrid.


¿Qué tiene Khedira que no tenga Essien o Modric? ¿Por qué se ha extrañado tanto a Marcelo? ¿Qué pasó contra el Dortmund que no pudo el Madrid?

El inicio de la temporada no ha sido fácil para el Real Madrid. Después de un principio incierto y con altibajos en liga, el equipo de Mourinho ha sopesado estas últimas semanas navegando por aguas turbias. Las lesiones, el principal motivo por el cual se ha visto afectado el plantel. Arbeloa, Marcelo, Benzema, hace dos días Higuain, han sido los principales afectados en su rendimiento físico.

Sumado a todo esto, la nula confianza que le ha tenido el entrenador portugués a “La Fabrica” como se le conoce a la cantera del Madrid, han dejado al equipo con pocas opciones para sustituir a los soldados que se han venido cayendo. Situación que deja a los españoles en una posición complicada ya que al haber menos opciones, el margen de error es menor. De aquí la pregunta ¿Por qué no encuentra el Madrid descanso en Essien, Modric, Kaká?



La respuesta es sencilla: El futbol es un juego de conjunto. El planteamiento de “The Special One” basa el juego defensivo en un juego 100% colectivo. Recorridos defensivos coordinados que parten desde la voz de Casillas, Pepe y Ramos hasta Benzema, pasando por Alonso o Khedira.  La cohesión entre cada uno de los 11 elementos en el campo es vital. Ramos y Pepe, habilitados como centrales se entienden a la perfección, Arbeloa y Ramos saben cuando salir, cuando esperar, cuando salir a hacer una cobertura. Alonso, Khedira y Ozil, son la mejor sociedad del equipo, ya que en ellos recae el equilibrio y el juego inteligente del equipo. Arriba di Maria, Ronaldo y Benzema saben aprovechar las bondades que dan los medios para liquidar los ataques del Madrid. Punto y aparte para Mesut Ozil. Dicen por los rumbos de Chamartín que el vestuario blanco considera al turco-alemán como el jugador más talentoso de la plantilla, cuando el balón pasa por él, el destinatario siempre es un jugador blanco.

El Madrid ha acusado problemas estos últimos juegos, en especial contra el Dortmund por Champions League. Los goles del conjunto alemán, bien trabajado por su entrenador Jurgen Klopp, cayeron más por errores del Madrid, que por aciertos de los albos.

Analizando puntualmente cada gol del Dortmund, caemos en que el primer gol en el Signal Iduna Park nace de un mal pase de Pepe a Ozil. El segundo gol después de un mal rechace de Casillas después de un centro que nació tras una marca muy deficiente del “Búfalo” Essien.

En el Bernabeu, el primer gol que recibe el Madrid viene de un mal recorrido de Arbeloa  ya que el frente lo ganó Reus y al disparar Casillas no atinó a rechazar un balón que iba a su primer poste, pecado del arquero español. El segundo gol, es un caso especial que requiere de un análisis a fondo de lo que fue la jugada. Higuain primero sale a apretar por el lado izquierdo del Dortmund. El argentino di Maria, en el primer error de esa jugada, intenta salir a anticipar un posible pase del portero alemán hacia Subotic, segundo central de los alemanes  incluso antes de que Mats Hummels ceda el balón a Roman Weidenfeller dejando mano a mano a la defensa madridista. El segundo error viene cuando Ramos intenta adivinar un posible pase de Weidenfeller a Marcel Schmelzer y sale, dejando 4 atacantes contra 3 al Madrid. Lewandowski le gana el salto a Varane y deja 2 contra 1 a Pepe cuando Großkreutz sirve a Gotze quien entra solo porque Arbeloa de nuevo no cierra a su zona metiendo el autogol.

A manera de solución el Madrid debe de confiar en su cantera, cuenta con grandes promesas como Casado, los hermanos Nacho y Alex Fernandez, Jesé Rodriguez, Pedro Mosquera, entre otros. Así como ubicar a los jugadores en sus posiciones naturales, no experimentar en estos aspectos. Modric no brilla por que no es contencion, Khedira si lo es, asi como Arbeloa no es lateral izquierdo, entre otros casos que suceden comunmente bajo las ordenes de "Mou". 

Finalmente el Madrid debe centrar el juego en los cerebros del equipo, Alonso y Ozil, que en los 3 goles que el Madrid le marcó al equipo alemán, dos fueron asistencias del Mozart de Gelsenkirchen, a Ronaldo y a Pepe, aparte de que marcó el empate el día martes tras un magistral cobro del tiro libre.
 
Cuando el Madrid involucra a Alonso y Ozil, su juego toma un matiz ilustrado. Lo agradecen los delanteros, si no, pregúntenle a Ronaldo quien le asistió en sus dos últimos goles en el Camp Nou.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...